Cómo afecta a la PYME el nuevo código de aduanas

Cómo afecta a la PYME el nuevo código de aduanas

Las empresas españolas terminaron 2015 con una mejora en la competitividad exterior en comparación con el resto de empresas pertenecientes a la Unión Europea. El índice de precios de consumo (IPC) se sitúa en un nivel más bajo que el resto de los países de la UE y esto, junto a la depreciación del euro, han favorecido que los productos y servicios de España tengan una excelente relación calidad-precio en el exterior. A pesar del ligero incremento de los precios de exportación españoles, estos siguen siendo menores que la media de los demás países de la Unión.

Todo ello ha supuesto también la mejora de la competitividad-precio, según los datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que recopila datos de los países miembros. De esta manera, las empresas españolas son percibidas fuera de nuestras fronteras como competitivas y baratas, lo que favorece que las ventas en el extranjero se incrementen.

Este panorama ha favorecido que pequeñas y medianas empresas centren sus estrategias de crecimiento en las exportaciones, limitando así la dependencia de la demanda interna, que no termina de despegar.

La gran ventaja de ser más competitivas, unido a la calidad de los productos españoles, hacen que las empresas de nuestro país tengan, hoy día, una gran oportunidad de expansión fuera de nuestras fronteras, y la posibilidad de introducirse en nuevos mercados comercializando sus productos y servicios.

NUEVA NORMATIVA ADUANERA

Sin embargo, para lograrlo, es necesario tener en cuenta cambios normativos recientes que afectan directamente a este tipo de actividades comerciales. El pasado 1 de mayo entró en vigor el nuevo Código Aduanero de la Unión (CAU), Reglamento UE 952/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo. Esta nueva ley sustituye a la que se aprobó en 1993 y trae consigo una serie de cambios sustanciales en las exportaciones de productos y servicios a otros países. Especialmente, estas modificaciones afectan a las pequeñas y medianas empresas en aquellos puntos relacionados con el valor en aduana, las informaciones arancelarias vinculantes, las garantías y el origen no preferencial. A continuación, y según informa PwC, exponemos todos los cambios que conlleva el nuevo Código Aduanero de la UE:

Valor en Aduana. Con la puesta en vigor del nuevo código se elimina la opción de poder determinar el valor del producto o servicios en la aduana con una venta anterior a la venta que da origen a la entrada de la mercancía en la UE, lo que se conoce como Firstsalefor Export. Por tanto, a partir de ahora, el valor de los bienes exportados en la aduana se fija en función de la venta que se produzca justo antes de la entrada en la Unión. Además, se establece un sistema más restrictivo en relación a los cánones y derechos de licencia, de manera que la exclusión de estos en el valor de la aduana es más compleja. Por último, en lo que a valor en la aduana se refiere, también son eliminados los depósitos aduaneros tipos D. Es decir, ya no es posible que los bienes exportados se despachen a libre práctica sobre el valor en aduana en el momento de la vinculación a dichos depósitos tipos D.

Regímenes económicos. El nuevo Código Aduanero facilita el régimen de perfeccionamiento activo y pasivo y elimina otros tipos de regímenes, como el depósito franco o la transformación bajo control aduanero y destino especial.

Informaciones arancelarias vinculantes (IAV). Hasta la puesta en marcha de la nueva normativa, una vez se emitía la IAV se validaba hasta un periodo de seis años, y con el cambio, la validez se reduce a tres años. Sin embargo, las que se hayan emitido antes del 1 de mayo conservan el régimen anterior de seis años, hasta que finalice el periodo.

Operador económico autorizado (OEA). El nuevo CAU exige que el solicitante tenga que justificar y demostrar que la persona responsable de los asuntos aduaneros tenga una experiencia de tres años, como mínimo, o, de lo contrario, debe haber realizado un curso de formación específico de capacitación profesional.

Concepto de exportador. Solo pueden tener la condición de exportador entidades establecidas dentro de la UE. Sin embargo, se prevé que la Comisión Europea, como máximo órgano de la Unión, revise este punto de manera que se alinee con la regulación de otro tipo de impuestos, como el impuesto sobre el valor añadido y los impuestos especiales.

Nuevo sistema de garantías. Se determina un nuevo sistema de garantías para la deuda aduanera. El nuevo modelo consiente en la posibilidad de reducción de algunas de las deudas en determinados supuestos.

Origen no preferencial. Hasta ahora, la anterior legislación aduanera tan solo establecía una serie de normas a la hora de determinar el origen de las mercancías en el sector textil. La nueva ley ha aprobado reglas más detalladas y exhaustivas a la hora de determinar cuál es el origen de cualquier tipo de mercancía que se importe a la Unión Europea.

Medidas transitorias en la evaluación y reevaluación de autorizaciones. Con el cambio de normativa se han instaurado una serie de medidas de transición para la evaluación y reevaluación de aquellas autorizaciones que hayan sido concedidas con fecha anterior al 1 de mayo de 2016, con diferentes efectos temporales.

ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Volver arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies