LOS AVICULTORES CIERRAN GRANJAS POR FALTA DE RENTABILIDAD

LOS AVICULTORES CIERRAN GRANJAS POR FALTA DE RENTABILIDAD

El sector de la avicultura de carne ha llevado a cabo en los últimos meses un ajuste del número de granjas de pollo debido, principalmente, a la bajada de precios, incluso por debajo de los costes de producción. La desaparición de granjas ha llegado por el cierre de importantes explotaciones en Andalucía, Comunidad Valenciana, Galicia o Murcia y por la reducción de la entrada de animales en las granjas. Se calcula que el censo de explotaciones ha pasado de las cerca de 8.800 de 2011 a las 5.000 actuales.

Los grupos integradores (empresas o cooperativas que aportan los animales y el pienso a los granjeros encargados de la cría y engorde) también se han visto afectados. En medios del sector se estima la reducción de producción en los dos últimos meses es del 10%.

La tendencia es global: en el resto de la Unión Europea también se ha producido un recorte de la oferta de carne de pollo. Sin embargo, en esos casos la bajada de la producción no ha sido consecuencia de una decisión de las empresas integradoras, sino debido al cierre de numerosas granjas en países como Reino Unido, Alemania, Holanda o Bélgica, al haber sido afectadas por la gripe aviar a través del virus H5N8, una enfermedad altamente patógena.

Este brote no se ha extendido a España, donde se sacrifican 11 millones de animales a la semana, lo que equivale a casi 600 millones al año. Lo que sí han aumentado son las exportaciones de huevos incubados para reponer las explotaciones de los países afectados por el virus.

Precios a la baja

La carne de pollo es uno de los sectores que soporta, casi de forma permanente, una situación de precios a la baja impuesta desde la gran distribución, según denuncia el responsable de Unións Agrarias, Román Santalla.

Los costes de producción para un kilo de carne de pollo puesto ya en los lineales de los supermercados se situaba en unos 2,70 euros, según los datos elaborados por el Ministerio de Agricultura en 2011. Cuatro años después esa cifra se mantiene. En este periodo los granjeros han visto cómo los precios de los piensos han caído y cómo se han incrementado otros costes, como la energía o la mano de obra.

Sin embargo, los precios de venta en los lineales de la gran distribución se han estabilizado en 2,15 o 2,20 euros, con una parte reducida de centros por encima de los 2,30 euros, que en cualquier caso no cubren los costes de producción. Los avicultores cierran granjas por falta de rentabilidad | Actualidad | Móvil EL PAÍS

 

http://elpais.com/m/economia/2015/03/15/actualidad/1426445875_383649.html

ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Volver arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies