El Gobierno marroquí ha tomado una serie de medidas sociales, fiscales y económicas para tratar de paliar las consecuencias provocadas por el COVID-19. Dichas medidas afectan a todas las empresas españolas implantadas en Marruecos.

Para hacer frente a los gastos excepcionales provocados por esta pandemia, el Reino de Marruecos ha creado un fondo especial dotado con 10 000 millones de dirhams (934 millones de euros) bajo las órdenes de Mohammed IV. Este fondo facilitará la actualización de dispositivos médicos en términos de infraestructura, maquinaria y medios agregados, como la habilitación de camas de hospital adicionales.

Este fondo se empleará para apoyar a la economía de Marruecos en términos de preservación del trabajo y mitigación de las repercusiones sociales derivadas.

Para ello, los empleados de empresas que se encuentren en dificultad financiera a causa del COVID-19 y que hayan perdido temporalmente su empleo, se beneficiarán de una compensación de 1000 dirham netos en el mes de marzo y 2000 dirham netos en los meses de abril, mayo y junio. Asimismo, estos trabajadores podrán beneficiarse de la postergación del pago de vencimientos de créditos bancarios y aplazamiento de amortización de cuotas liquidables (préstamos inmobiliarios y préstamos de consumo) por un periodo inicial de tres meses.

Por otro lado, las empresas afiliadas a la Caja Nacional de Seguridad Social de Marruecos (CNSS) podrán beneficiarse de la suspensión de las contribuciones a la seguridad social durante el período comprendido entre el 1 de marzo y el 30 de junio de 2020. Adicionalmente, las empresas en dificultad podrán disfrutar de una postergación de la presentación de su declaración de impuestos, suspensión de controles fiscales, moratoria para el pago de créditos bancarios y arrendamientos hasta el 30 de junio 2020, sin penalizaciones. Además, se activará una línea de crédito operativa adicional garantizada por la Caisse Centrale de Garantie (CCG).

Del mismo modo, las empresas que se vean obligadas a detener su actividad podrán ofrecer a sus trabajadores vacaciones remuneradas en caso de contar con días libres suficientes, vacaciones no remuneradas y suspensión temporal -que no ruptura- de su contrato laboral.

Sin embargo, se recomienda a las empresas que puedan continuar con su actividad, que proporcionen mediante orden directa a sus empleados la opción de teletrabajar dese sus domicilios.

https://www.icex.es/icex/es/navegacion-principal/todos-nuestros-servicios/informacion-de-mercados/paises/navegacion-principal/noticias/medidas-marruecos-economia-new2020850172.html?idPais=MA

Información sobre uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies