Leioa, 13 de mayo de 2021,

En general, los fabricantes exportadores españoles de maquinaria agropecuaria gozan “de buena salud y están trabajando a tope”, pero al mismo tiempo denuncian “la alarmante subida de precios de diferentes materias primas”.

Es la conclusión de Jaime Hernani, presidente de la Asociación Española de Fabricantes-Exportadores de Maquinaria Agrícola y sus Componentes, Invernaderos, Protección de Cultivos, Sistemas de Riego, Equipamiento Ganadero, Salud y Nutrición Animal, Maquinaria Forestal, de Biomasa y de Post-cosecha (Agragex), después de mantener una ronda de reuniones con 88 empresas.

«El precio del acero ha subido en los últimos siete meses más de un 250% y los derivados del plástico se han multiplicado por dos en un periodo similar. Diversos minerales utilizados en abonos y algunos principios activos y ácidos orgánicos incorporados en la salud y nutrición animal también están experimentando subidas importantes. Además, y en general, hay escasez de esas materias primas en todos los sectores», explica el directivo. «Esta situación esta provocando incertidumbre, dificultad para fabricar y en algunos casos acaparamiento de materiales».

Hernani también lamenta la subida de precios en la contratación de contenedores para transporte marítimo. «Ha llegado a multiplicarse por cinco en los últimos meses y donde un contenedor a América Latina estaba costando los 2.000 US$, se está pagando en estos momento hasta 9.000 US$ y sin garantía de entrega. Muchas rutas están cambiando y nadie garantiza una fecha exacta para la entrega de los mencionados contenedores», señala. «A pesar que el mercado funciona y funciona bien, la incertidumbre que provoca esta inestabilidad de precios genera una situación de angustia e inseguridad que afecta a nuestras empresas y clientes».

Según el directivo de Agragex, esta especulación se debe a la negativa de las grandes multinacionales de sectores como el acero, el petróleo o las navieras especializadas, por reactivar sus respectivos sectores, «dejando en el mercado la escasa oferta que tenían en los momentos mas duros del COVID-19 lo que ha provocado un colapso en los precios cuando la demanda se ha empezado a reactivar».

Noticia